Veinte, cuarenta, sesenta años tienen la nieta, la hija y la madre, que viven juntas desde hace 15 años en una casa con deuda hipotecaria en Cerro Navia. La madre es Rossana Lagos (60), una mujer con discapacidad síquica, que –contra viento y marea– logró sacar adelante a su hija, quien es administradora de empresas y trabaja en un banco y, juntas, a su nieta, que estudia obstetricia en una universidad en Las Condes.

Tres mujeres solas que se enfrentan a una dificultad propia de los tiempos: en la casa vecina se instaló una familia que trafica drogas. “Son narcos. Tiran fuegos artificiales, disparan al aire, los fines de semana, cuando saben que está mi hija, ponen la música todo volumen sobre todo en la noche. Y nosotros tenemos una pandereta baja, lo que nos deja indefensas. Hay que llegar, entrar y encerrarse”, narra Rossana.

Desde hace 3 años viene al Centro Diurno del Hogar de Cristo en Quinta Normal. “Me inscribió mi hija y me sirve mucho. Aquí tengo amigas y amigos, me siento acompañada, ya que en mi casa estoy sola casi todo el día”.

Desgraciadamente, la inseguridad que se ha instalado en sus vidas desde que llegaron sus nuevos vecinos, le impide asistir todos los días al Centro. “Vengo solo martes y jueves, para no dejar la casa sola, y lo lamento, más ahora que va a haber un taller de apresto laboral”, dice.

Rossana, pese a sus dificultades, a su discapacidad síquica, a las pastillas que toma, se declara “orgullosa de mi hija y mi nieta. Ambas son profesionales o serán, en el caso de mi nieta, que estudia con beca y le va muy bien. Yo habría querido estudiar, me habría gustado ser profesora, pero llegué sólo hasta séptimo básico. Tuve que salir a trabajar por la situación económica en mi casa. ¿Se acuerda cuando los carnets tenían fotos de papel? Yo trabajaba para llevar clientes al estudio fotográfico cerca del Registro Civil. Eso hacía. Ahora sólo cocino. Para las tres. Y lo que mejor me queda son los porotos”. Ya sea con riendas o granados con mazamorra. Todo depende de la estación.

O también puedes…

Donar con transferencia
Titular: HOGAR DE CRISTO
RUT: 81.496.800-6
Cta. corriente: 6227426-3
Email: [email protected]
Banco: Santander
Donar desde el extranjero
Beneficiario: FUNDACIÓN DE BENEFICIENCIA HOGAR DE CRISTO
RUT: 81.496.800-6
Dirección: Calle Hogar de Cristo N°3812, Estación Central, Stgo, Chile
Banco: Banco de Chile
Cta. corriente: 000-67000-06
SWIFT: BCHICLRM
Dirección Banco: Ahumada 251, Santiago, Chile.
Ser socio desde el extranjero
Para hacerte socio con tarjeta de crédito desde el extranjero,CLICK AQUÍ
0
    0
    Tu carro
    Tu carro está vacío

    Sign In

    Haz tu donación

    Paga tu cuota mensual