Fondo de emergencia COVID-19

En estos difíciles y complejos momentos se estima que 1 de cada 7 adultos mayores podría morir por COVID-19. Necesitamos tu ayuda HOY para protegerlos.

Hogar de Cristo acoge a más de 4.500 adultos mayores en hospederías, residencias y programas de apoyo domiciliario. Además parte importante de las 15.000 personas atendidas por el Hogar que viven en situación de calle, también son adultos mayores.

Valorado en 0 de 5
  • $0

    Fondos recaudados
  • $1.716.147.450

    Objetivo
  • 0

    Días para llegar
0 Donante(s)
Porcentaje alcanzado :
+0%
Santiago, Chile, Chile

Vicente Barros

57 Campañas | 0 Campañas que te gustan

Ver biografía completa

Historia de la campaña

Desafío

El brote de COVID-19 tuvo su primer contagiado en Chile el 3 de marzo y su expansión ha sido sostenida.

Sabemos que están todos con su atención puesta en sus círculos más cercanos, pero como sociedad tenemos una gran responsabilidad y compromiso con los más desvalidos, por esto hemos creamos un Fondo de emergencia COVID-19; específico para dar respuesta directa a la pandemia en las personas más vulnerables de nuestro país y así garantizar la salud de personas mayores, con discapacidad mental y situación calle que atendemos en nuestros programas sociales. Este fondo tiene un monto total de $2.738.756.192, y está diseñado para garantizar la salud y la seguridad de quienes están más expuestos. Necesitamos financiarlo con la ayuda de todos ustedes.

Solución

Los adultos mayores que acogemos tienen dificultades de salud, envejecimiento y diferentes patologías y problemas asociados a la pobreza y a la exclusión social. Todos ellos presentan necesidades de apoyo médico y protección para combatir la pandemia que afecta a Chile y al mundo entero.

Destinaremos recursos a la compra de más de 10 mil mascarillas, 7 mil frascos de alcohol gel, 200 termómetros digitales, pouch de alimentación especial preparada, trajes de aislamiento, concentradores y kits de oxígeno dentro de otros elementos claves para evitar y controlar la propagación del virus extremando todos los cuidado necesarios.

Asimismo nuestras hospederías, que hasta antes de la crisis eran sólo nocturnas, se han transformado en residencias con operación 24/7 para poder acoger de forma continua a quienes más lo necesitan; considerando equipos profesionales y técnicos en todo momento, alimentación, mayores esfuerzos en medidas de higiene y mucho más.

También en nuestras residencias para adulto mayor y personas con discapacidad mental hemos tenido que tomar medidas extraordinarias de aseo, salud e higiene, acondicionando incluso los espacios físicos para la habilitación de zonas de higienización.

Estos son sólo algunos ejemplos de nuevos gastos extraordinarios que se han ido generando y que solo serán posible cubrir con tu colaboración.

Impacto a largo plazo

Hogar de Cristo reconoce a los adultos mayores como sujetos de derechos, ciudadanos activos e incluidos. Nuestra red de servicios fomenta el desarrollo y mantención de las funcionalidades de los adultos mayores, favoreciendo sus capacidades individuales, familiares y comunitarias, para desde ahí mejorar su nivel de inclusión social y calidad de vida.

Nuestros programas sociales que está dirigidos a adultos mayores, están dirigidos a quienes están en situación de pobreza y exclusión, y que además presenten algún nivel de dependencia. Sumado a eso en estos momentos nuestra mayor preocupación es protegerlos del COVID-19 y aumentar su esperanza de vida.

Donación

La cantidad mínima es $ La cantidad máxima es $ Pon un número valido
$